Eleanor Roosevelt, Primera Dama.

Eleanor Roosevelt, Primera Dama.

Eleanor Roosevelt fue una figura icónica en la historia de Estados Unidos y en el ámbito internacional del siglo XX. Nació el 11 de octubre de 1884 en la ciudad de Nueva York y falleció el 7 de noviembre de 1962 en Hyde Park, Nueva York.

Es principalmente conocida por su papel como Primera Dama de los Estados Unidos durante el mandato de su esposo, Franklin D. Roosevelt, quien fue presidente desde 1933 hasta 1945. Durante su tiempo en la Casa Blanca, Eleanor Roosevelt se convirtió en una figura muy influyente y activa, redefiniendo el papel de la Primera Dama y dedicando su vida a la defensa de los derechos humanos y la justicia social.

Eleanor Roosevelt fue una defensora apasionada de los derechos civiles, los derechos de las mujeres y los derechos laborales. Jugó un papel crucial en la redacción y la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 1948, y fue nombrada por el presidente Harry S. Truman como delegada de Estados Unidos ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Además de su trabajo en el ámbito político y diplomático, Eleanor Roosevelt fue una prolífica escritora y conferenciante, utilizando su plataforma para abogar por el cambio social y la igualdad. Escribió columnas periódicas en periódicos y revistas, y publicó varios libros, incluida su autobiografía «This Is My Story».

Además de su trabajo en el ámbito político y diplomático, Eleanor Roosevelt fue una prolífica escritora y conferenciante, utilizando su plataforma para abogar por el cambio social y la igualdad. Escribió columnas periódicas en periódicos y revistas, y publicó varios libros, incluida su autobiografía «This Is My Story».

En relación con el mundo LGTBI+, Eleanor Roosevelt no era abiertamente aliada ni activista de la comunidad LGBTQ+ en su época, ya que el movimiento por los derechos LGTBI+ estaba en sus etapas iniciales y no era ampliamente reconocido. Sin embargo, su compromiso con la justicia social y los derechos humanos ha llevado a que sea recordada como una figura que luchó por la igualdad y la dignidad de todas las personas, incluidas aquellas que históricamente han sido marginadas y discriminadas.

En resumen, Eleanor Roosevelt fue una figura monumental en la historia de Estados Unidos y del mundo, cuyo legado perdura como un símbolo de valentía, compasión y lucha por la justicia social. Aunque su relación directa con el movimiento LGTBI+ puede no ser evidente, su defensa de los derechos humanos sentó las bases para la lucha por la igualdad de todas las personas, incluidas las personas LGBTQ+.